LOGOPEDA

¿Qué hace un logopeda en la tercera edad?

En la tercera edad se puede producir un deterioro de las funciones de la audición, voz, habla o procesos mentales del lenguaje como el acceso a la palabra, la ejecución y comprensión del discurso.

La función de un logopeda es: detectar, prevenir, evaluar e intervenir en las alteraciones de la comunicación, lenguaje oral y escrito, habla, voz, audición y funciones orales (respiración, masticación y deglución).

La rehabilitación logopédica ayuda a mantener las capacidades o recuperarlas en gran medida una vez que se han visto afectadas. Igualmente, se trabajan estrategias para compensar las carencias relacionadas con el lenguaje y la comunicación.

Por consiguiente, las terapias serán individualizadas adecuadas al ritmo de cada persona.

1

Mejoramos o frenamos el avance de:

  • Trastornos de la articulación: alteraciones que afectan a la inteligibilidad del habla como dislalia, disglosia, disartria.

  • Trastornos del habla: disfemia o tartamudeo, taquilalia (discurso excesivamente veloz), apraxia (dificultad para realizar movimientos cuando se le solicita, a pesar de comprenderlo), dificultades fonéticas o fonológicas.

  • Dificultades en el lenguaje oral y escrito: dificultades de acceso al léxico o pérdida de la capacidad de lectura.

  • Funciones relacionadas con el lenguaje: memoria, planificación, organización y razonamiento.

  • Voz: hipofonía (disminución en el volumen del habla), parálisis cordal, disfonía (alteración de la intensidad, timbre y tono por un inadecuado uso de la voz o puede tener causas como la laringitis o el hábito tabáquico).

el principal objetivo de la logopedia es mejorar la funcionalidad en la comunicación

y a su vez la calidad de vida del paciente

    • Rehabilitación en afasias causadas por accidente cerebrovascular.

 

    • Reeducación de la discapacidad auditiva: dificultades de comunicación relacionadas con pérdidas auditivas adquiridas.

 

    • Musculatura facial: parálisis facial, alteración de la sensibilidad.

 

    • Enfermedades neurodegenerativas: Alzhéimer, Parkinson o la demencia afectan a las funciones del lenguaje o la comunicación, la voz y la motricidad fina y gruesa.

 

    • Disfagia: dificultad para la deglución, formar el bolo y mover los alimentos de la boca al estómago.

 

Asimismo, es de gran importancia trabajar con la familia a través de estrategias proporcionadas para así reforzar los diferentes métodos.

Cuidamos de los tuyos

Como si fueran los nuestros

988 98 00 31

tear atencion sociosanitaria en ourense

Todos nuestros profesionales están altamente cualificados

Rellene el formulario, y uno de nuestros profesionales, le atenderá personalmente.

Contacto